Home / Música / ¿Otra vez Kesha? Quizá es tiempo de cambiar de estación

¿Otra vez Kesha? Quizá es tiempo de cambiar de estación

179704_10151684160304459_316110448_n

Ke$ha pudo haber sido la perfecta one-hit wonder, pero no. La cantante era ambiciosa y estaba llena de letras pegajosas para dar.

El problema es que cada uno de sus sencillos, desde el principio, ha sido como escuchar un loop eterno de sonidos electrónicos y repetición de palabras sin sentido. Canción tras canción, su música es un copy-paste, una calca, una fórmula que vende en una era vacía.

Ya lo decía ella misma a MTV, su música es “sólo la irreverencia, la sensualidad y la diversión y no dar una importancia a nada”. Y es evidente que cuando algo no te importa, se nota.

Su más reciente videoclip, Crazy Kids, es todo lo que se puede esperar de Ke$ha; pero ese es precisamente su error: convertirse en un producto tan predecible. La canción es a dueto con Will.I.Am, como el 50% de los sencillos de Estados Unidos (el otro 50 lo tiene Pitbull), y la muestra con un look bastante desfavorecedor. Ya no hablemos de la letra, que sin dudarlo pudo haberla escrito en 10 minutos sentada sobre su excusado.

Sí, me gustó Ke$ha en Tik Tok. Vamos, hasta me gustó en We R Who We R, pero escuchar la música de esta chica de 25 años es como comprar una caja de regalo con decenas de moños y, al abrirla, descubrir que está vacía.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Scroll To Top