You are here
Home > Televisión > Aristegui, Bozzo y la reacción del público

Aristegui, Bozzo y la reacción del público

Carmen_Aristegui_Laura_BozzoPor encima de muchos otros sucesos, los últimos días han estado ocupados por los dimes y diretes entre Carmen Aristegui y Laura Bozzo.

Lo sucedido, que no puede ser considerado como tal como un pleito porque no hubo confrontación directa, fue esencialmente lo siguiente: primero, la periodista se limitó a dar a conocer una información —que además no era de ella, sino de dos reporteros de Proceso—, luego, ante estos datos, la conductora reaccionó con la violencia y escándalo que la caracterizan.

Al final, Bozzo lazó un reto a Aristegui con el objetivo de ver a quién conocía y admiraba más el pueblo de México; reto que fue rechazado por la periodista al considerarlo como “un distractor morboso” que centraría la atención de la gente en un evento irrelevante.

Ambas mujeres se comportaron como cabía esperar de ellas: Aristegui mantuvo la distancia y evitó la confrontación, y Bozzo buscó, como de costumbre, suscitar las pasiones de la gente.

El problema sin embargo no estuvo ahí, sino en la forma en la que reaccionó el público…, especialmente el que se ponía del lado de la periodista.

Prácticamente todos los seguidores de Carmen Aristegui suelen considerarse parte de la población informada y crítica, sin embargo, la manera en la que demostraron su apoyo a la periodista dejó mucho que desear: la gran mayoría se dejó llevar por el odio y terminaron tratando a Bozzo y a su público de manera racista y clasista. La actitud de los admiradores de Aristegui resultó, entonces, muy alejada de la que mantuvo la periodista y más bien cercana a la que mostró la conductora.

Asimismo, mientras Aristegui decidió zanjar el problema calificándolo de “distractor morboso” y negando la réplica que solicitaba la peruana, la gente decidió seguir alimentándose de él, seguir “el pleito” día tras día sin que importara nada más, sin buscar otra cosa que el escándalo.

Así, la gente que hacía escarnio de Laura Bozzo en vez de mostrar su calidad y su actitud crítica, terminó embarrándose en el lodo como la presentadora, y en vez de evitar el “distractor morboso” terminó montando, ella misma, el circo que serviría para desviar la atención del público de cosas verdaderamente importantes.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero
Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.
Top