You are here
Home > Blog > ¿Un donativo hace la diferencia?

¿Un donativo hace la diferencia?

damnificados_cinismo_ilustrado
cinismoilustrado.com

Nunca faltan razones para pedir donativos: siempre hay alguien que necesita ayuda y siempre nos aseguran que, por poco que sea, nuestro aporte puede hacer la diferencia.

Pero, ¿cuál es la diferencia que vamos a hacer?

En general, los donativos tienen un impacto pequeño a largo plazo. Sí, pueden ayudar a mantener a la gente con vida o a conseguirles medicinas y alimentos, pero a la larga no van a lograr que esas personas tengan una mejor calidad de vida.

Las donaciones pueden mantener a la gente viva, pero ésta seguirá atorada en los mismos problemas de siempre.

Esto se debe en parte a que los donativos se realizan de manera casi exclusiva en condiciones de emergencia: hubo un huracán, entonces ayudamos; la gente se suicida debido a la pobreza, entonces ayudamos; hay niños que mueren de hambre, entonces ayudamos… Pero, ¿y el resto del tiempo?

Antes de enterarnos de su desgracia, esa gente ya sufría de pobreza, de hambre y de problemas de infraestructura, pero nadie se dignaba hacer campañas para ayudarla, y la ayuda sólo llega cuando las cosas ya están muy mal.

Donar no es una acción que haga diferencias en la calidad de vida de la gente, sino que se limita a aliviar el síntoma, a acabar con la parte más fea del problema y, por supuesto, a hacernos sentir bien.

Qué más da que sigan en la pobreza después de todas las colectas y todos los los conciertos de caridad, lo que importa es que, en el corto plazo, ya no escuchemos más sobre sus desgracias.

Por supuesto que dejar de donar no va a ser de ayuda tampoco; la solución estaría más bien en no sólo actuar en condiciones de emergencia. Se trata de una solución difícil (lo que provoca, claro, que sea evitada) en que la gente tendría que estar al pendiente de los problemas de diversas comunidades, creando campañas para llevarles ayuda de manera constante, previniendo o minimizando las situaciones de emergencia y mejorando, entonces sí, su calidad de vida a una mayor escala.

Recolectar y enviar latas de atún cada que haya una desgracia no va a cambiar la situación en la que viven los afectados; si se busca de verdad ayudar, habría que organizarse para atacar y prevenir los problemas desde la raíz.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero

Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.

Top