You are here
Home > Cine > Cine y Ciencia: ¿Por qué todos tienen que ser guapos en la pantalla?

Cine y Ciencia: ¿Por qué todos tienen que ser guapos en la pantalla?

chris-evans-captain-america-shirtjpg-18d93f34281309aa
Chris Evans, “Capitán América”

En el cine, en ocasiones, se aprecia mucho más la belleza física que el talento, y esto puede constatarse en casi cualquier película que veamos, especialmente si es de acción: historias en las que los buenos luchan contra los malos, los vencen y salvan al mundo.

Aunque podría pensarse que lo que se busca es sólo disfrazar una mala historia con la belleza de los actores, podría ser que este fenómeno tuviera raíces un poco más profundas.

Empecemos con los buenos.

Existe culturalmente una tendencia a relacionar la belleza exterior con la belleza interior, y hasta el siglo XIX se consideró que la gente guapa era necesariamente buena.

No obstante, esta relación belleza-bondad que percibimos a lo largo de la historia de la cultura provendría de nuestro lado más animal y tendría una raíz biológica.

De acuerdo con Brent Scott, investigador de la Universidad del Estado de Michigan, la gente guapa es más agradable estéticamente, por lo que suscitaría diversas emociones positivas en quienes la rodean, dando lugar a sentimientos como la confianza y la sensación de seguridad; gracias a esto, además, la gente atractiva es también percibida como más amigable y accesible.

Así, los héroes de una película necesariamente tienen que ser guapos, pues es importante que el espectador sienta empatía por ellos, asimismo, estos deben inspirar confianza para que al final —como si no pudiéramos adivinarlo— nos sintamos seguros de que sí van a salvar al mundo.

En cuanto a los malos, la historia es un poco diferente.

megan_fox_in_jennifers_body
Megan Fox, “Jennifer’s Body”

En general, los villanos de las películas siempre buscan destruir el mundo o acabar con la humanidad por razones egoístas, asimismo, se sienten superiores a los demás y se creen muy listos —lo que al final siempre es su punto débil—.

Cuando ambos son hombres, los villanos suelen ser menos atractivos que los héroes, sin embargo, si se trata de una villana, siempre es sumamente sexy; y en todo caso, si no son ellos mismos atractivos, siempre están rodeados de fabulosos cómplices.

La razón por la que los villanos deben ser también guapos en alguna medida se debería a algo conocido como la Triada Oscura, una combinación de tres tipos de personalidad: narcicista, maquiavélica y psicópata.

Según explica Nicholas Holtzman, investigador de a Universidad Washington, una persona con una tendencia alta hacia la Triada Oscura suele crear a su alrededor un aura que la vuelve atractiva y seductora, a través del uso de diversos accesorios y artículos; además, los rasgos asociados con el narcicismo y la psicopatía provocan que la persona cause una buena primera impresión.

Así pues, la belleza de los protagonistas en algunas cintas no tiene como objetivo sólo desviar nuestra atención de los problemas de la trama o de los efectos, sino que es parte de la verosimilitud de la historia, es decir, tanto buenos como malos deben cumplir con su dosis de belleza para que la película tenga el impacto psicológico adecuado.

Daniel García Madero
Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.
Top