You are here
Home > Blog > Diarios de oficina: Mi ex jefe podría hablar mal de mí

Diarios de oficina: Mi ex jefe podría hablar mal de mí

Mal jefe

Tal vez no a todos nos ha pasado, pero eso no significa que seremos la excepción de la regla: cualquiera puede terminar mal en un trabajo y haber tenido un superior que podría hablar mal de nosotros cuando pidan referencias. ¿Por qué? Por muchas razones, principalmente porque puede, pero aquí tenemos algunos consejos hechos por profesionales que podrían sernos de mucha utilidad.

1. Cuando tengas una entrevista de trabajo, el primer paso para evitar que hablen mal de ti es evitar hablar mal de tu empresa. Un síntoma de que algo no salió bien en tu anterior trabajo es que te expreses mal de él o de las personas para quienes trabajaste. Sé profesional y omite los comentarios negativos, lo único que lograrás es dar una mala impresión y hacer que tu entrevistador quiera saber la otra versión de los hechos.

2. Antes de dar alguna referencia, asegúrate que tendrás una buena experiencia. Te servirá para corroborar que los teléfonos y datos sean correctos, de manera que el reclutador obtenga más fácilmente la información que necesita. Además es una gran oportunidad para conversar con algún ex empleador y limar asperezas. Atrévete a preguntar cuál es la percepción que dejó tu trabajo, coméntale que estás en busca de un nuevo empleo y que será de ayuda contar con su colaboración.

3. Si la relación terminó fatal, no pongas a tu ex jefe como referencia. Tu superior no es la única persona a la que pueden preguntar sobre ti en tu anterior empleo. Si la relación con él o ella no quedó en los mejores términos hay varias alternativas, si durante el tiempo que trabajaste tuviste más de un jefe, busca a tu superior anterior para obtener su referencia. Colegas, clientes, jefes de otras áreas, proveedores y otras personas que conocieron tu trabajo pueden ser una excelente opción.

4. Si te despidieron de tu empleo, habla con el reclutador. En algunas ocasiones puede ser de ayuda ser honesto con tu entrevistador y hablar de las circunstancias que generaron la mala relación con tu ex jefe o ex empresa. Recuerda que la idea no es victimizarse, sino intentar explicar tu postura de una manera profesional y objetiva.

Siempre habrá solución a cualquier problema y siempre es mejor estar lejos de la gente negativa.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Synthtopus
Tuve que quemar mis naves, porque ya venían muchas ratas.
Top