You are here
Home > Blog > Sex and the Internet: ¿Y qué si te gusta?

Sex and the Internet: ¿Y qué si te gusta?

Rafa Gorgori

Hay varios “adagios” acerca del amor que circulan por el mundo y que la gente suele tomar como verdades inspiradoras y absolutas. Uno muy famoso es el siguiente: “Darle amistad a quien pide amor es como darle pan a quien muere de sed”.

La gente que cree en este dicho suele considerar que lo ideal es que si uno quiere a alguien, esa persona nos quiera de vuelta, como si ésa fuera la única opción posible, la moralmente correcta.

Por supuesto que no sucede así, y qué bueno.

Por una parte, al pensar así, estamos partiendo de una perspectiva parcial y egoísta: creemos que si nuestro comportamiento es de cierto modo, el otro debe amarnos… como porque sí. Ello nos lleva a perder de vista un hecho básico: que toda relación es de dos (al menos) y que, por ende, lo que piense o sienta cada uno de los miembros es relevante.

Creer que alguien debe querernos sólo porque nosotros lo queremos implica anular la voluntad, deseos y esencia de esa persona: no importa si le gustamos, no importa si le somos interesantes y, más aun, no importa si sus valores, intereses y objetivos en la vida son compatibles con los nuestros.

Por otra, si la gente nos quisiera porque sí, nomás porque nosotros estamos enamorados, nos la pasaríamos embarcándonos en relaciones destructivas e infructuosas, una tras otra.

Hay que tener en mente que el amor y las relaciones se construyen entre dos (o los que haga falta, según cada quien), con base en diversos aspectos, especialmente al compartir intereses, valores y perspectivas.

No obstante, el enamoramiento nos hace perder esto de vista, y nos hace creer que bastaría conseguir a quien deseamos para ser felices siempre.

Así que, si estamos enamorados y no obtenemos lo que deseamos, sería bueno que para la próxima pensáramos mejor en qué buscamos en una persona, y en qué esperamos de una relación, porque el hecho de que alguien nos guste, no implica que nos va a convenir.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero
Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.
Top