You are here
Home > Blog > Aprendiendo física con Miley Cyrus y su “Wrecking Ball”

Aprendiendo física con Miley Cyrus y su “Wrecking Ball”

miley cyrus wrecking ball physics

Miley Cyrus ha dado mucho de qué hablar últimamente… sobre todo a la comunidad científica.

Hace poco, una doctora en ecología hizo su propia versión de Wrecking Ball con el objetivo de explicar y defender la teoría de evolución, y ahora otro científico decidió estudiar esta canción desde la perspectiva de la física.

David McDonagh, estudiante de la Universidad de Leicester, en Inglaterra, se dio a la tarea de analizar la posibilidad de que en realidad una persona pueda llegar con otra “como una bola de demolición, sin haber golpeado nunca tan duro en el amor, sólo queriendo derribar sus muros”.

Las conclusiones a las que llega el investigador en su estudio son muy obvias, como puede imaginarse:

Es claro que un ser humano no puede servir como bola de demolición sin sufrir lesiones significativas; otras intenciones deberán ser consideradas como analogías.

Por supuesto que sorprende que alguien se haya preguntado jamás por la posibilidad literal de que Miley llegara como una bola de demolición, es decir, da-ah. Sin embargo, parece que el sentido común no es suficiente para muchos científicos, quienes necesitan prueba duras y datos para convencerse de algo.

Así, el buen señor McDonagh, del Centro de Ciencia Interdisciplinaria, explica que si las bolas de demolición funcionan como lo hacen es, en alguna medida, por su peso, que puede ser de entre una y siete toneladas, y por estar hechas de metal sólido, lo que les da resistencia.

Sin embargo, la verdadera magia está en la inercia: gracias a sus amplios balanceos, la bola adquiere mucha inercia, la cual se libera en forma de fuerza una vez que golpea el muro. Esta fuerza es la que ayuda a derribar todo tipo de construcciones y estructuras.*

Dado que Miley no tiene el peso de una bola de demolición, para alcanzar una inercia semejante, debería ir demasiado rápido… más o menos a unos 627 Km/h. Se trata de una velocidad inimaginable, pero para que se den una idea, baste mencionar que el Koenigsegg Agera R, el auto más rápido del mundo, alcanza sólo 440 Km/h.

Así que, bueno, si Miley de hecho llegara como una bola de demolición contra su casa, con el objetivo de derribar los muros, pues, sería el fin de su carrera.
____________________________

* Hasta ahora, sólo se conoce un material capaz de resistir una bola de demolición: Homero Simpson. (Vid. S06E05, 18:17).

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero
Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.
Top