You are here
Home > Travel > Todo sobre el parque temático de ‘El Principito’

Todo sobre el parque temático de ‘El Principito’

“El Principito” tiene su propio parque ¿Como llegar? ¿Cuánto cuesta? ¿Qué atracciones tiene? Aunque el concepto es súper atractivo, hay mucho más para tomar en cuenta.

Una de las novelas cortas que más ha marcado a los lectores del siglo XX, ‘Le Petit Prince’ de Antoine de Saint-Exupéry, sirvió de inspiración para crear un parque de diversiones en el este de Francia.

Para los que ya no se acuerdan o de plano no han leído ‘El Principito’, se trata de un niño que vive en un asteroide apenas más grande que él, visita los planetas vecinos y, tras conocer interesantes personajes con los que sostiene exquisitas deliberaciones filosóficas, llega a la Tierra, donde conoce al narrador: un aviador que tuvo que aterrizar de emergencia en el desierto.

Animales de carne y hueso (zorros y ovejas, para ser precisos), globos aerostáticos, salas de cine 3D, una granja de mariposas, un tobogán con forma de serpiente y un acertijo sobre los planetas, entre otras atracciones, intentan recrear el universo poético, encantado y reflexivo de ‘El Principito’.

El parque, de 24 hectáreas y ubicado en Ungersheim, cerca de la frontera con Alemania y Suiza, cuenta con 31 zonas de juegos y atracciones que representan los temas y personajes del entrañable libro.

Todo gira en torno a dos globos gigantes, que aluden a los planetas visitados por el pequeño príncipe, aunque una de sus mayores atracciones es un aerobar donde se puede comer a 35 metros de altura, sentado con los pies en el vacío, así como un biplano verdadero para recordar las hazañas del aviador que era Saint-Exupéry y un espectáculo en el que se puede mantener un diálogo interactivo con un zorro generado por computadora.

“El Principito” tiene su propio parque Según Jérôme Giacomoni, uno de los dos autores del proyecto y presidente de la firma de globos aerostáticos Aérophile, su objetivo son los niños de 2 a 12 años, sin embargo también tienen algo para los adultos “que todavía se acuerdan de que alguna vez fueron niños”.

Se esperan 80 mil visitantes para 2014, para llegar luego a los 150 mil anuales.

 

Cómo llegar

Para llegar al parque primero tienes que estar en Francia, Alemania o Suiza, luego la misión es trasladarte a la pequeña ciudad de Mulhouse. La estación de tren de la localidad se encuentra a 15 Km del parque, suficiente para tomar un taxi o autobús local. Te convienen estas rutas:

– Desde Suiza: Mullhouse se encuentra a sólo 40 Km del Aeropuerto de Basilea, Suiza. Desde ahí el tren te cobra $11 dólares y el recorrido es de media hora o menos. También puedes llegar desde Zurich por $47 dólares en una hora y media.

Desde Alemania: Si quieres llegar por acá, asegúrate de estar (mínimo) en Stuttgard, pues de ahí a Mullhouse el tren te costará desde $77 dólares y el traslado dura de 2 a 3 horas.

Desde Francia: Si estás en París, el viaje en tren a Mullhouse cuesta desde $97 dólares y el trayecto dura alrededor de 3 hrs (a veces más, a veces menos).

 

Y la entrada cuesta… 

Adulto – 22 (unos $400 pesos mexicanos)

Niño – 16 (unos $288 pesos mexicanos)

Niños de menos de 1 metro, entran gratis. Por supuesto, hay ofertas para grupos de más de 20 personas, entradas familiares y por temporada.

 

Para más información visita http://www.parcdupetitprince.com/

 

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Maveri RM
Periodista, Travel Planner, Productora, Community Manager, Repostera y en busca de mi siguiente oficio.
Top