You are here
Home > Música > 12 datos súper raros de Los Beatles

12 datos súper raros de Los Beatles

Muchos coinciden en que los conciertos de Los Beatles olían a orines, ya que las chicas literalmente se orinaban de emoción al verlos.

Hasta al más apasionado fan se le escapan algunas curiosidades de su artista favorito, y éstas no son la excepción. La carrera de Los Beatles estuvo tan llena de aventuras como de leyendas y mitos, y es fácil perderse en el mar de curiosidades que envuelven a uno de los grupos más importantes de la historia.

Por eso, el portal HuftingtonPost.com se dio a la tarea de recopilar los 11 datos más raros del cuarteto de Liverpool, y ya que hoy, 27 de agosto, se conmemora otra experiencia bizarra en sus vidas, empezaremos con la efeméride de hoy:

1. Los Beatles conocen a Elvis

Aunque suena a capítulo de ‘Los Simpson’, la anécdota está más loca que cualquier caricatura. Los Beatles conocieron a Elvis Presley el 27 de agisto de 1964 en su casa en Perugia Way, en Bel Air, cerca del Country Club. Llegaron a las 11 P.M. y encontraron a Elvis esperando en la puerta. Él los llevó por un enorme vestíbulo circular hasta la sala de estar en completo silencio hasta que Elvis dijo: “Si ustedes van a sentarse aquí y mirarme fijamente a mí toda la noche, voy a acostarme”, lo que rompió el hielo.

Elvis llevó instrumentos e hicieron lo suyo: Paul tocaba el piano y la guitarra mientras Elvis se encargaba del bajo. La plática giró entorno a los incidentes con los fans y los problemas de ser famosos. De pronto, John le preguntó a Elvis: “¿Por qué no vuelve a grabar discos de rock and roll?”. Para el Rey del Rock esto significó que su carrera había decaído, pero mejor le echó la culpa a su carrera de actor: “Es mi programa de películas, ¡es tan apretado! Aunque podría hacerlo pronto”. “¡Entonces lo compraremos!”, dijo John. Estuvieron ahí 3 horas y se fueron poco después de las 2 A.M., cada uno con un juego completo de los álbumes de Elvis, fundas de pistolas de oro con cinturones de cuero y una lámpara de mesa con forma de vagón.

2. Los conciertos de Los Beatles olían a orines.

Debido a las hordas de chicas súper emocionadas, muchas personas han asegurado que las presentaciones de la banda dejaban una estela de agüita amarilla en los recintos. John B. Lynn, hijo del dueño de un local donde Los Beatles tocaron, dijo a The Washington Post que después del espectáculo la sala de conciertos olía a pipí de niñas sobreexcitadas. Mientras que Bob Geldof dijo a la revista Q Magazine en 2010:

“Los Beatles fue un caso de ver mujeres en ‘excelsis’. Es el viejo cliché, pero no se podía escuchar por todos los gritos. Recuerdo haber mirado hacia abajo en el piso del cine y ver estos riachuelos de orina en los pasillos. Las chicas estaban literalmente meandose de emoción. Así que lo que más asocio con The Beatles es el olor de la orina de las niñas”.

3. George Harrison perdió la virginidad mientras los otros Beatles lo espiaban.

¡Y al final lo ovacionaron! Esos son amigos, ¿no? En la antología de investigación sobre el cuarteto ‘Tune In’, de Mark Lewisohn, destaca la siguiente cita de George Harrison:

“Mi primer ‘polvo’ fue en Hamburgo, con Paul, John y Pete Best, todos viendo. Estábamos en literas. No podían ver nada porque estaba debajo de las mantas, pero después de que había terminado todos aplaudieron y vitorearon. Al menos guardaron silencio mientras lo estaba haciendo”.

4. Los Beatles rompieron oficialmente en Disney World.

En el libro ‘Instamatic Karma’ y retomado en ‘The Daily Mail’, la exnovia de John Lennon, May Pang, recuerda el momento en que Lennon oficialmente dio fin al grupo:

“Cuando John colgó el teléfono, miró con nostalgia por la ventana. Casi podía verlo recordar toda la experiencia de Los Beatles en su mente. Finalmente, cogió la pluma y, en el contexto improbable del Polynesian Village Hotel en Disney World, terminó la mayor banda de rock ‘n’ roll de la historia con sólo garabatear ‘John Lennon’ en la parte inferior de la página”.

5. Los Beatles planeaban comenzar su propia comunidad utópica en Las Islas Griegas

En 1967, el grupo casi compró una isla frente a la costa de Atenas, Grecia, donde planeaban crear una especie de comunidad utópica con sus amigos y familiares. John Lennon parecía ser el motor del plan y dijo: “Han intentado todo lo demás. Guerras, nacionalismo, fascismo, comunismo, capitalismo, maldad, religión… Nada funcionó.  Así que, ¿por qué no esto?”. El libro de Barry Miles, ‘Paul McCartney: Many Years From Now’, tiene una cita de McCartney:

“Es un buen trabajo que no hicimos, ya que cualquiera que intentara esas ideas se dio cuenta eventualmente de que siempre habría peleas, siempre habría quien tiene que lavar los platos y quien tiene que limpiar las letrinas”.

6. Un dentista le presentó el LSD a Los Beatles al ponerlo en secreto en sus cafés

John Riley, el “dentista malvado”, como George Harrison lo describió, introdujo Harrison y su esposa, Patti Boyd, y a John Lennon y su esposa, Cynthia Lennon, al LSD cuando todos estaban en una tranquila reunión. Después de poner la droga en sus cafés, Cynthia Lennon describió la habitación “tan grande como el Albert Hall” y George aparentemente sentía como si estuviera “enamorando” de todos los que conoció esa noche. No está claro si Harrison y Lennon habían sido engañados para tomar la dosis o si habían pedido al dentista que se las diera cuando menos lo esperaban. En ‘The Beatles Anthology’, Harrison recuerda:

“La primera vez que tomamos LSD fue un accidente. Sucedió en algún momento de 1965, entre discos y giras. Éramos víctimas inocentes del dentista malvado a quien conocimos y con quien cenamos un par de veces […] Después de la cena le dije a John: ‘Vámonos”, y John dijo’ Ok ‘, pero el dentista dijo, ‘No se vayan, deberían quedarse aquí’. Y luego dijo, ‘Bueno, al menos terminen su café primero’.

Así que terminamos nuestro café y después de un rato dije de nuevo: “Vamos, se hace tarde, mejor nos vamos’. El dentista le dijo algo a John y John se volvió hacia mí y dijo: ‘Hemos tomado LSD’. Sólo pensé: ‘Bueno, ¿qué es eso? ¿y qué? ¡vamonos!'”.

Así lucían las placas de rayos X con música de Los Beatles. Imagen: WikiCommons.

7. Los rusos soviéticos tenían que escuchar a Los Beatles en máquinas de Rayos X modificadas

La música de The Beatles, junto con muchas otras bandas occidentales, fue prohibida en la Unión Soviética, lo que hizo que comprar sus vinilos en el mercado negro fuera muy costoso e incluso peligroso. Una solución ingeniosa fue crear un sistema en el que la música podía ser impresa de forma barata placas de rayos X usadas, que eran tomadas de los contenedores de basura del hospital o compradas. Estas placas se llaman “música en los huesos”, entre otros apodos. Esta práctica se inició en la década de 1950, pero al parecer la Beatlemanía hizo que estas grabaciones se volvieran uno de los artículos más populares y cotizados entre coleccionistas.

8. Después de bañarse en urinales durante casi un año, Los Beatles fueron expulsados de Alemania por quemar un condón

La banda pasó la mayor parte de 1960 en Hamburgo, Alemania, viviendo detrás de la pantalla de un cine llamado Bambi Kino. Paul McCartney describió la situación: “Vivíamos en el backstage en el Bambi Kino, al lado de los baños, y siempre los podías oler.” Al parecer, la banda se vio obligada a utilizar el agua de los sanitarios para bañarse y afeitarse. Eventualmente, George Harrison fue expulsado del país por ser menor de edad. Luego de esto, Los Beatles hicieron planes para dejar el Bambi Kino, pero antes de que McCartney y el entonces baterista, Pete Best, se fueran, le prendieron fuego a un condón en la habitación, lo que enfureció al propietario e hizo que los arrestaran. McCartney y Best fueron deportados.

Más tarde, Los Beatles regresaron a Hamburgo y el 25 de diciembre de 1962, la banda se comió un caballo en la cena de Navidad.

La seña de ‘Devil Horns’ apareció por primera vez en una portada en el álbum ‘Yellow Submarine’.

9. Los Beatles fueron los primeros en hacer la señal de “cuernos de diablo” en la portada de un álbum

A Los Beatles se les da crédito por ser los primeros en hacer muchas cosas, tales como imprimir de letras de las canciones en un álbum pop, crear los videos musicales y dar concierto en un estadio, pero lo más extraño es su papel en el lanzamiento del gesto llamado “cuernos de diablo”, la típica señal que hasta hoy es ícono del rock. La figura de John lennon en la caricatura de la portada de ‘Yellow Submarine’ es, aparentemente, la primera vez que el símbolo estuvo en la portada de un álbum.

10. Una adolescente en Maryland comenzó la ‘Beatlemania’ en Estados Unidos

Según la leyenda, la Beatlemanía se esparció por Estados Unidos gracias a una chica de 15 años llamada Marsha Albert. Después de ver un segmento de noticias sobre la banda, Albert llamó a una estación de radio local en Washington, D.C., y le preguntó: “¿Por qué no podemos tener música como esa aquí en Estados Unidos?”. El DJ entonces rastreó una copia de ‘I Want To Hold Your Hand’, y tras esto los radioescuchas de todo el país pidieron en otras estaciones que hicieran lo miso, ¡y lo cieron! Dato más curioso: Un DJ llamado Dick Biondi intentó promover a Los Beatles poniendo su música en estaciones de Chicago y Los Ángeles, pero las canciones no pegaron en ninguna ciudad, tal vez eso fue en parte porque Biondi deletreó mal el nombre de la banda como “B-e-a-t-t-l-e-s”.

11. John Lennon estaba borracho cuando conoció a Paul McCartney

El 6 de julio de 1957, Paul McCartney conoció a John Lennon cuando éste tocaba en la banda The Quarrymen. Después del espectáculo de The Quarrymen, los dos terminaron tocando música juntos y Lennon estaba bastante borracho, recordó McCartney:

“Lo conocí en una fiesta al aire libre en Woolton Village. Yo era un gordito que iba a la escuela y, mientras apoyaba un brazo en mi hombro, me di cuenta de que estaba borracho. Teníamos 12 años entonces, pero, a pesar de sus barreras, nos convertimos en amigos de adolescencia”.

En realidad eran mayores de 12 años: McCartney tenía 15 años y Lennon 16.

12. La publicación oficial del Vaticano nombró ‘revólver’ el mejor álbum pop de todos los tiempos

El anuncio se hizo en un artículo de 2010. Esto a pesar de que el Vaticano condenó a Los Beatles por ser satánicos después de que John Lennon dijo que eran “más populares que Jesús”. El Vaticano “perdonó” a Los Beatless en 2010, lo cual era innecesario, según Ringo Starr.

¡Viva la Beatlemanía!

 

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Maveri RM
Periodista, Travel Planner, Productora, Community Manager, Repostera y en busca de mi siguiente oficio.
Top