You are here
Home > Cine > Cuando hablamos de México, ¿quién piensa en Salma Hayek?

Cuando hablamos de México, ¿quién piensa en Salma Hayek?

Salma HayekEs difícil imaginar que alguien cuyo apellido es Hayek pueda ser un representante significativo de México, donde, de acuerdo con el INE, el apellido más común es Hernández. Sin embargo, Salma siempre ha abrazado con gran orgullo sus orígenes y se ha ganado un lugar entre los personajes mexicanos que han hecho historia.

Siendo la segunda actriz mexicana en ser nominada al Oscar, Salma Hayek tuvo sus inicios en la televisión mexicana, aunque sólo cuenta con tres telenovelas en su haber. Teresa, la más célebre, catapultó su carrera de inmediato. No ganó el Oscar en 2003, pero en 1990 sí se llevó el premio TV y Novelas a la Mejor revelación femenina. Así de amplio es el rango que ha cubierto la actriz en más de 25 años de carrera.

Cuando se decidió a cruzar la frontera, Salma comenzó con el pie derecho. En Desperado, la actriz fue dirigida por Robert Rodríguez y compartió créditos con Antonio Banderas. Se dice que este extraordinario comienzo pudo ser posible gracias al boxeador Julio César Chávez, con quien se le relacionó sentimentalmente, y al exitoso magnate de las peleas, Don King.

Muchos fueron los intentos de Salma para ser considerada una actriz seria, pero no fue sino hasta el 2002, con el estreno de la película Frida, que la mexicana logró exaltar las bondades de su cultura, sus artistas y su propio talento.

Pero el costo fue caro. Las críticas fueron incesantes, principalmente en su país, donde los enfrentamientos con la prensa estuvieron a la orden del día. María Félix, una de las últimas sobrevivientes de la Época de Oro del cine Salma Hayekmexicano señaló en ese entonces: “Yo no conozco a esa señorita Hayek, pero no le veo físicamente ningún parecido”. La imagen estilizada de Frida Kahlo fue uno de los principales blancos de ataque, así como los grandes despliegues de seguridad que se hacían en cada una de las locaciones, no sólo por la súper estrella de cine, sino por su pareja de ese entonces, el actor Edward Norton, que también participó en la cinta.

Aunque la actriz ha relajado mucho la elección de sus proyectos en los últimos años, según ella por el deseo de mantener una imagen familiar a raíz del nacimiento de su hija Valentina Paloma, no ha descuidado su papel como productora con la empresa Ventanarrosa. De hecho, uno de sus grandes éxitos fue la producción de la serie Ugly Betty, adaptación norteamericana de la telenovela Yo soy Betty la fea, en donde además tuvo una participación especial.

A sus 50 años, Salma Hayek puede jactarse de tener en su carrera completa en muchos sentidos. Ha participado en cintas que han marcado la cinematografía mundial y se ha permitido tomar papeles muy pequeños, prácticamente cameos, en otras películas. Se ha aventurado a trabajar con grandes amigos, como Penélope Cruz, y además ha apoyado a sus compatriotas, como Eugenio Derbez. No ha sido una labor sencilla, sobre todo al ser criticada por sus acciones ‘de ciudadana del mundo’ en más de una ocasión, pero ha sabido poner la vara muy alta para cualquier artista de este país.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Synthtopus

Tuve que quemar mis naves, porque ya venían muchas ratas.

Top