You are here
Home > Blog > Relaciones abiertas: Aún no sé si entrarle o no

Relaciones abiertas: Aún no sé si entrarle o no

Parejas abiertas

No podemos ocultar ni negar que los tiempos cambian y que durante las últimas décadas esta revolución acelerada ha intervenido directamente en la forma en que las personas se relacionan. Hoy, más que nunca, el amor ha dejado de ser esa versión eterna para muchas parejas y se ha convertido en una expresión más libre o incluso en un arreglo que beneficie a las personas involucradas.

Una forma de relación que se ha popularizado últimamente es la de relación abierta. Esto significa, a grandes rasgos, que la pareja no es exclusiva sexualmente y que eso no representa ningún problema. El concepto de infidelidad cambia radicalmente.

De primera instancia, es una idea que va en contra de todo lo que se nos ha inculcado en cuestiones de noviazgos, matrimonios, etc. Sin embargo, estudios de la Asociación Española de Sexología Clínica han demostrado que entre el 5 y el 8% de las relaciones estables se consideran parejas abiertas, y el número va en aumento.

“Es muy posible que las parejas abiertas sean una opción más natural. La monogamia es sólo parte de una convención cultural, que te dice cuál es el amor correcto. En un mundo sin ideas preconcebidas, la libertad dentro de las relaciones sería un elemento enriquecedor. Pero claro, eso es pura teoría, porque la carga de nuestra educación es demasiado pesada”, asegura Marta Ibáñez Sainz-Pardo, psicóloga especialista en terapia sexual.

Ted

Desde luego que la relación abierta tiene mucho que ver con el acuerdo mutuo que exista entre cada pareja: “Ese tipo de unión sólo es viable si la forman personas seguras de sí mismas, con un criterio propio poco influenciable y menos dependientes del otro. Y si funcionan es precisamente porque hay un amor profundo y sano que demuestra ante todo respeto”, dice el doctor José Díaz Morfa, psiquiatra y presidente de la asociación española.

El concepto de relación abierta podría dar la idea de que no existen reglas en la pareja, que cada uno es libre de hacer lo que le venga en gana, pero no hay nada más lejos de la realidad. Marta Ibáñez asegura que el acuerdo entre ambos debe ser completamente claro y poner sobre la mesa todos los puntos a seguir, tanto en la relación propia como en las ajenas.

Beyoncé

“Las personas con capacidad para tolerar la frustración, para confiar en sí mismos y, por lo tanto, en la pareja; de ser empáticos y de explorar emociones propias a través de la intimidad tienen más posibilidades de crear vínculos afectivos y una relación sólida. Así funciona también en una pareja abierta, que tiene tantos riesgos de fracaso como cualquier otra. Lo importante son las reglas entre ellos, sobre todo las inconscientes, que son las que más influyen”, asegura Rosario Castaño, directora de Psicología y Sexualidad del Instituto Palacios.

Las reglas, como en cualquier pareja, son únicas. Pueden ir desde el tipo de contacto con el que se está de acuerdo, la frecuencia con la que ocurrirá, si se involucrará al tercero en la relación o incluso con qué género estará permitido este contacto, pero el respetar las reglas es crucial para que este tipo de relación funcione, de lo contrario, se caerá en una especie de ‘traición’ equivalente a la infidelidad en las parejas monógamas.

“Poseemos unas ideas sobre la pareja que no se corresponden con lo que necesitamos en realidad”, dice la psicóloga Marta Ibáñez. Sin embargo, abrir tu relación no siempre es conveniente ni es una norma. Será un acuerdo con el que tu pareja y tú se sentirán cómodos y les permitirá experimentar una relación diferente, en la que sólo ustedes tendrán que estar de acuerdo.

I believe in love

Con información de El Mundo.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Synthtopus
Tuve que quemar mis naves, porque ya venían muchas ratas.
Top