You are here
Home > Libros > ‘El Fantasma de la Ópera’, Gastón Leroux

‘El Fantasma de la Ópera’, Gastón Leroux

El Fantasma de la Ópera Libro
Porta de 1921 de ‘El Fantasma de la Ópera’

Popularizada por el musical de Broadway, El Fantasma de la Ópera se ha vuelto una historia clásica, pero justo debido a esto, rara vez se piensa en la novela homónima que dio origen no sólo al musical, sino a múltiples adaptaciones fílmicas y teatrales.

El Fantasma de la Ópera (Le Fantôme de l’Opéra), escrito por Gastón Leroux, se publicó en abril de 1910, tras haber aparecido por entregas en el periódico Le Gaulois, y al leerlo presenciamos una desesperada historia de amor que se desarrolla en los sótanos de la Ópera Garnier de París.

Debajo de este edificio, habita Erick, un fantasma, un cadáver viviente, enamorado de la cantante Christine Daée, a quien ha instruido, de manera secreta y sin aparecer nunca ante sus ojos, para que pueda alcanzar todo su potencial.

Sin embargo, bien pronto, Erick descubre que su amor por la diva simplemente no puede ser correspondido: el corazón de ella le pertenece a otro: al vizconde Raoul de Chagny, y la fealdad del fantasma es tal que parece imposible que nadie pueda sentir por él otra cosa que horror y desprecio.

Todo esto lleva al Fantasma de la Ópera a raptar a Daée, y a tomar medidas desesperadas y extremas con el objetivo de conseguir, si no su amor, al menos su compañía eterna en el lecho de muerte; mientras que Raoul recorre los sótanos de la ópera tratando de recobrar a su a amada antes de que sea demasiado tarde.

Leroux nos presenta, una historia emocionante, en la que las pasiones de los protagonistas, como la música en la sala de ópera, se desbordan, crecen y se apaciguan rítmicamente, sin opacarse, complementándose.

El Fantasma de la Ópera, además, parte de diversos hechos reales acontecidos en la Ópera Garnier (la cual se vio rodeada de sucesos y leyendas terribles desde su construcción), a los que se mezclan elementos de la literatura gótica y aspectos de la novela detectivesca.

Así, tanto los protagonistas como el lector se ven enfrentados a ambientes fantásticos y con un toque sobrenatural, sin embargo, esta magia, aunque seductora, termina teniendo una explicación lógica, que debe ser descubierta, y cuya explicación a veces es tan simple que resulta decepcionante.

El estilo de Leroux pretende ser preciso y objetivo, aunque a veces las explicaciones que da (sobre sus personajes o sobre los hechos narrados) no son de lo más convincentes; fuera de eso, la narración fluye de forma amena, permitiendo que el lector se adentre en los misteriosos recovecos de la Ópera Garnier.

El Fantasma de la Ópera se trata de una historia de amor, pero no de un amor simple y bello, sino de un amor terrible, de los que enloquecen y hacen rabiar. Una historia intrigante que no dejará indiferente a ninguno.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero
Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.
Top