Home / Blog / Ya tenemos que superar la rivalidad Jennifer Aniston – Angelina Jolie

Ya tenemos que superar la rivalidad Jennifer Aniston – Angelina Jolie

Jennifer Aniston y Justin Theroux

Pasaron 10 años desde que Jennifer Aniston solicitara el divorcio de Brad Pitt hasta el momento en el que supimos que se había casado de nuevo. No es que hubiera sido forzoso que la actriz se hubiera tenido que ceñir a las exigencias sociales una vez más y ser la esposa modelo, pero ella quiso volver a casarse, esta vez con Justin Theroux.

La historia, más mítica que realista, es conocida por todo el mundo y a la fecha sigue acaparando titulares y generando discusiones. La institución sagrada del matrimonio era corrompida por una devora-hombres, pero que al mismo tiempo era embajadora de la buena voluntad para la ONU, que contaba con un historial impecable en la cinematografía y madre de tres hijos adoptivos. Su contraparte era la ‘America’s sweetheart’, la actriz que todos amaban por su carisma y belleza. La fórmula perfecta para el escándalo.

Jennifer Aniston

A principios de este año, Aniston declaraba que su divorcio no había sido doloroso. Pero claro, era la primera vez en diez años que hablaba del tema. Con tanto tiempo de distancia, al público es al único al que le sigue doliendo esta tan llamada traición. Y admitámoslo un poco, sí fue una traición y seguro un par de las cosas que se escribieron sí le dolieron a Jenn, por eso fue ella quien solicitó el divorcio.

Pero el drama se ha terminado, la rubia actriz volvió a sonreír (probablemente lo hizo desde hace mucho tiempo), pero su nuevo matrimonio es el cierre de un ciclo mediático que alimentó el morbo de millones por diez años. Un ciclo que engendró toda clase de historias, desde las más indignantes hasta las más hilarantes.

Fuimos testigos de cómo Pitt vivió el “felices por siempre” que se les pide a los modelos hollywoodenses y que se nos ha vendido como una respuesta a todos los vacíos existenciales. A pesar de ser el ‘patán infiel’, tuvo tres hijos con Angelina y hasta se casaron, su casa productora ha tenido muchos éxitos de taquilla y la carrera de ambos está lejos de extinguirse. Jennifer, por el otro lado, nos preocupaba un poco (¿?), pero resultó que simplemente nos estaba mostrando otro modelo de vida.

Conoció a Theroux en el set de la película que protagonizaron juntos, Wanderlust, y tras cuatro años de relación, tres de compromiso, finalmente decidieron casarse. La actriz ha manifestado su desinterés por tener hijos, pues ha puesto su carrera como prioridad. Y vaya que le ha resultado.

Así que este 5 de agosto de 2015 se cerró finalmente el capítulo. Existe vida después del divorcio. Si tu esposo te deja por otra, no hay razón para odiarlos e incendiar su casa. Está bien si no quieres apegarte al estándar de relación y vida que se te ha impuesto. Está bien si no quieres tener hijos. Está bien conocerse antes de casarse y hacerlo porque quieres celebrar tu relación y no porque la sociedad te dicta que debes hacerlo. Está bien confiar de nuevo y darte una nueva oportunidad. Y, sobre todo, está bien ver el provecho que puedes sacar de una situación como esta.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Scroll To Top