You are here
Home > Televisión > Mariana Treviño llegó para cimbrar el entretenimiento

Mariana Treviño llegó para cimbrar el entretenimiento

Mariana Treviño

Club de Cuervos nos la vendieron con Luis Gerardo Méndez, ¿pero saben quién se roba la serie? Mariana Treviño. Y es que en la actualidad poquísimas actrices se preparan de la manera en la que ella lo hizo para ser actriz, y aún menos tienen el carisma y sensibilidad para ganarse al público en el papel que le pongan.

La serie representa el primer protagónico de la actriz en un producto de esta magnitud, pero no es un rostro ajeno al cine y al teatro de este país. Fue el papel de la secretaria Lupita, en la obra de teatro Mentiras, el que comenzó a darle un lugar en el entretenimiento mexicano. Sin embargo, su trayectoria abarca otros proyectos teatrales como Sueño de Una Noche de Verano; Amor, Dolor y lo que traía puesto, Defendiendo a la mujer cavernícola y actualmente Nunca es tarde para aprender francés.

La preparación de Mariana Treviño ha sido clave en su desarrollo profesional, ya que estudió actuación en The Neighborhood Playhouse School of the Theatre en Nueva York, estudió canto en el Berklee College of Music en Boston y cursó la carrera de Lengua y Literatura Modernas Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. De ahí que no puede quedar duda que además de talento existe la técnica y la preparación adecuada para interpretar con todos sus matices a una secretaria o a la dueña de un club deportivo.

En la pantalla grande pudimos verla en varias de las películas más exitosas de los últimos años en México. Una de ellas fue No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, pero también participó en Tercera Llamada, Amor de mis amores, Una última y nos vamos, y actualmente en cartelera Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando.

Club de cuervos

Mariana Treviño no es la actriz de telenovela a la que las televisoras nos tienen acostumbrados. Y que bueno que es así, de lo contrario, la primera serie de Netflix en español habría tenido un rumbo mucho muy diferente al que llevó.

Gary Alazraki dijo a la BBC recientemente que la serie enviaba un mensaje a las televisoras de que hay talento fuera de su terreno y no sólo con su gente. Que las productoras independientes pueden hacer un buen producto y entrar al mundo entero, no sólo a un país, y que se puede hacer televisión que no sea exclusiva de una sola empresa.

Con esto dicho, Club de Cuervos demuestra que hay un público desatendido y ansioso por tener nuevas experiencias, alejadas de las propuestas tradicionales y en el que el talento tiene una gran cabida.

Además del cine y teatro, la actriz tiene experiencia televisiva, pues estuvo en el programa de comedia El Informal de TV Azteca, un show que no duró mucho tiempo al aire. Y aunque hace tres años dijo que había varias propuestas por parte de la cadena de televisión, ahora podemos apostar a que su destino era, sin duda, esta serie que está rompiendo paradigmas.

El personaje de Mariana Treviño, Isabel Iglesias Reina, se vuelve entrañable, te convierte en cómplice de una voz que pide justicia, pero que además destapa grandes problemas de la sociedad, como el machismo, la preparación que pueden o no tener los directivos de muchas empresas, la evolución de las familias que ya no son tan tradicionales y hasta el desarrollo de la economía basada en el espectáculo.

Mariana Treviño no le quita mérito a ninguno de los otros actores de la serie, sólo que resulta muy refrescante y novedosa.

Por lo pronto, se ha publicado que la actriz se integrará a la versión cinematográfica de la obra que la lanzó a la fama, Mentiras, junto a Ludwika Paleta y Mónica Huarte.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Top