You are here
Home > Libros > Libros que crecen contigo y libros que no

Libros que crecen contigo y libros que no

The Erythraean sibyl, Miguel Ángel

A lo largo de la vida, uno llega a juntar algunas lecturas. Algunos de esos libros tienen un impacto especial en nosotros. Otros no.

Los libros que más nos han impactado pueden volverse nuestros libros favoritos, y —como decíamos en otro lado— se volverán parte fundamental de nosotros y de nuestra manera de ver la realidad.

Sin embargo, hay libros que crecen con nosotros mismos, que se adaptan a nosotros —como nuestra propia piel—, y libros que no, que nos ajustan bien por un momento pero que después nos vienen muy chicos.

Siendo jóvenes, y evidentemente inexpertos, lecturas como El Alquimista, Harry Potter o incluso La insoportable levedad del ser, por mencionar algunas, pueden cimbrar nuestra realidad y hacernos ver las cosas de otra manera.

Pero al acumular experiencias de vida y lecturas (que son experiencias de vida, como asegura Italo Calvino), uno se da cuenta de que muchos de esos libros “de juventud”, para lo que guardamos espacio en nuestro corazón, no son ya suficiente.

Muy otro será el comportamiento de uno de nuestros verdaderos clásicos: conforme acumulamos experiencias (y lecturas), más tienen que enseñarnos, que recordarnos. Crecemos con ellos y ellos crecen con nosotros, porque el clásico, nuestro clásico, se vuelve símbolo del mundo para nosotros.

No es que las lecturas “de juventud” (de inexperiencia, de descubrimiento) sean malas o despreciables, simplemente, como la ropa, hay que dejarlas ir. Conservaremos la influencia que tuvieron en nosotros, en nuestro estilo, pero no podemos quedarnos anclados en ellas.

Hay, pues, que crecer, en experiencias y en lecturas, para poder descubrir nuestros libros: de todas las lecturas que podamos a acumular en una vida (siempre menos de las deseadas), al final conservaremos sólo unas cuantas que serán nuestros libros favoritos: aquéllos que han terminado por envejecer con nosotros.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Daniel García Madero

Pues soy Sagitario, supongo que eso debe decirles más de lo que quieren saber.

Top