You are here
Home > Música > Madonna hace arder México con su Rebel Heart Tour

Madonna hace arder México con su Rebel Heart Tour

Madonna Rebel Heart Tour

Por Hernán Morales

“Nadie jode a la reina”, aseguró Madonna como una proclama egocéntrica mientras levantaba una escalera helicoidal al iniciar su ya clásico Like a virgin. A su vez, casi 17 mil gargantas hervían de furor al reconocer el beat del ochentero hit.

Si se puede describir en una palabra la presentación del Rebel Heart Tour de Madonna ayer en el Palacio de los Deportes es: ardiente. Con más de 30 años en la música, la llamada Reina del pop logró reunir tanto a gente madura como jóvenes e incluso niños.

Pero ¿cómo disfrutó un fan del espectáculo desde las alturas? La verdad es que mucho, a pesar de que gran parte de la sección (en este caso, E19) observaron desde sus asientos, sentados y sólo en unas cuantas ocasiones se levantaron para bailar.

Sin olvidar al rey del pop

Cerca de las 22:15 (dos horas de retraso), con gran estruendo sonó Wanna be startin’ somethin’, pista de Michael Jackson para anunciar la proximidad del concierto. Enseguida y acompañado de euforia, las luces desaparecieron para mostrar en pantallas de alta calidad a una Madonna golpeada junto con Mike Tyson.

Con los reflectores apuntando a una jaula metálica, donde se encontraba la señora Ciconne, inició el Rebel Heart Tour dividido en cuatro partes: japonés con elementos medievales y religiosos, años cincuentas o Rockabilly, hispano-latino-gitano con referencias a Frida Kahlo y Flapper o la fiesta en los años 20’s.

Al terminar el evento, otra vez la voz de Jackson se escuchó con Smooth Criminal. Al parecer la reina aún desea recordarnos a su contraparte masculina, el niño prodigio de Indiana fallecido en 2009.

Causando conmoción y emociones

Dentro de su homenaje a las culturas española y mexicana, Madonna agradeció a sus fans por el apoyo durante más de 30 años, importantes para ella en estos últimos días desafiantes y difíciles (¿acaso se refiere a la pelea con su hijo Rocco?). Incluso, por un momento rompió en llanto.

Dos momentos causaron la risa del auditorio: durante la interpretación de Music, simuló tocarse al son de La Cucaracha y antes de finalizar el concierto, una ‘Frida’ subió al escenario para ser la “perra sin culpa” de la noche, cuyo premio fue un plátano además de los abrazos de la cantante.

Una pequeña reina

La ventaja de estar arriba fue la vista de pájaro que ofrece el palco. Desde allí se observó el poder de esta mujer de no más de 1.60 de estatura, quien —pese a la distancia— hizo bailar, saltar y gritar a hombres y mujeres, además de llevarlos a tararear éxitos antiguos, reír y hasta llorar. Incluso los hizo obedecer sus órdenes, como aplaudir o darle luz con smartphones mientras cantaba La vie en rose, de la legendaria Edith Piaf.

Madonna demuestra, pese a las críticas sobre su edad, que la experiencia le ha dado la habilidad de ofrecer shows que llegan al alma de sus aferrados seguidores y de los que no son. Es cierto, la también directora de cine no sería nada sin el espectáculo que monta, pero es imposible que otra cantante iguale dichas puestas teatrales en las que siempre ha mezclado sexo, religión, política y diversión.

Porque escuchar y ver a Madonna aún en pleno uso de razón y capaz de ofrecer todo un espectáculo nos hace sentir “brillantes y nuevos”, como una virgen.

Madonna Rebel Heart Tour

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone

One thought on “Madonna hace arder México con su Rebel Heart Tour

Comments are closed.

Top