Home / Televisión / El miedo es real: las repercusiones de Netflix en la televisión actual

El miedo es real: las repercusiones de Netflix en la televisión actual

Netflix

Apenas este 19 de enero, la compañía de transmisión de contenidos por internet Netflix daba a conocer a través de una carta a sus accionistas que el primer día del año habían alcanzado los 75 millones de suscriptores a nivel mundial. Sólo para tener un comparativo, en el último censo que se realizó en Perú, la población de aquel país era de poco más de 31 millones de habitantes.

Ahora, una de las ambiciones de este servicio es que para el primer trimestre del año puedan alcanzar los 6 millones de suscriptores, al haber expandido sus servicios virtualmente a todos los países del mundo, excepto China, mercado en el que ya están trabajando para poder abrir el servicio ahí.

La oferta es variada: en 2015 se presentaron nuevas series originales, así como películas hechas para esta plataforma y en este año se prevé el lanzamiento de 600 horas de programación original, entre series y películas, que no sólo incluirán aquellas de habla inglesa, sino producciones de otras partes del mundo como Italia, Francia, Japón, Brasil y, desde luego, México.

Y mientras Ted Sarandos, director de contenido de Netflix, aseguró que los creadores de los shows de la compañía están “felices de no estar bajo la presión de los rátings semanales”, este crecimiento está provocando efectos, directos o indirectos, en las televisoras. Netflix lo reconoce en su carta, hablando de una ansiedad y temor entre los canales de televisión.

“Los reportes de nuestra muerte han sido muy exagerados”, dijo Alan Wurtzel, presidente de investigación y desarrollo de los medios para NBCUniversal, quien agregó que las personas regresan a ver la televisión “como Dios manda” a la tercer semana de haberse suscrito a Netflix. “No creo que haya suficiente contenido en Netflix que sea lo suficientemente amplio y consistente para que nos afecte de una manera significativa”, dijo en la gira de prensa de la Asociación de Críticos de Televisión.

Un reportaje publicado por el sitio de internet de Proceso habla de la situación de las televisoras en nuestro país. De acuerdo con Jenaro Villamil, 2015 fue un año definitivo para Televisa y TV Azteca en cuestiones publicitarias. De un 75% que las empresas destinaban a la inversión en publicidad en televisión abierta, el presupuesto se ha reducido a un 50%.

En Familia con ChabeloTV Azteca perdió 817 millones de pesos en el tercer trimestre de 2015 y los cambios en ambas televisoras no se hicieron esperar. En Ajusco se nombró a Benjamín Salinas, hijo de Ricardo Salinas Pliego, como el nuevo director general, y se anunciaron los recortes en telenovelas y programas por baja audiencia y poca inversión publicitaria.

En el reportaje se da a conocer que en Televisa, aunque no se ha hecho público, también se hará un recorte de telenovelas, programas de concursos y reality shows. Ambas cadenas tratarán de renovar su programación con vías a tener una mayor interacción con el público a través de internet.

La salida del aire de los dos programas más longevos de la televisión en español, Sábado Gigante y En Familia con Chabelo, también nos habla de la transformación que se está viviendo en las formas de consumir contenido así como en la audiencia.

En estos días, en Estados Unidos, las dos cadenas de televisión en español más importantes vieron en sus escritorios las renuncias de sus líderes de programación. En Univision fue Alberto Ciurana, presidente de programación y contenido, mientras que en Telemundo fue Joshua Mintz, vicepresidente de programación de ficción y gerente general de Telemundo Studios.

Los cambios de programación en estas televisoras también han generado ruido. Sabadazo, el programa que fue elegido para sustituir Sábado Gigante los sábados por la noche en Estados Unidos fue retirado del horario estelar, para poner en su lugar una serie de investigaciones especiales.

El hotel de los secretosEl 25 de enero, Univision apostará con el refrito de una serie española hecho por Televisa para elevar su competitividad. El Hotel de los Secretos, que en España tuvo gran éxito bajo el nombre de Gran Hotel y que ahora se encuentra disponible en Netflix, comenzará transmisiones primero en la Unión Americana y después en México.

Claro, para estas fechas Netflix tiene preparado el lanzamiento de la segunda temporada de The Fall y para finales de febrero la tercera temporada de House of Cards.

Esta transformación en los medios de comunicación no ha sido tan lenta, pero parece ser bastante definitiva, por lo menos en la ampliación de oferta televisiva para poder competir con los contenidos de internet.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Scroll To Top