El gran problema de las series dobladas al español

DoblajeDestacada
Doblaje vs. Subtítulos, ¿a cuál le vas?

Los fanáticos de las series y peliculas de canales como Warner, Sony, Universal, TNT, entre otros, han sufrido (de verdad, SUFRIDO) desde hace alrededor de un año por el abrupto cambio que implicó pasar de disfrutar sus productos favoritos en su idioma original con subtítulos, a verlos con doblaje en español. Y aunque las televisoras se escuden bajo el argumento de que existe la opción SAP (escucharlo en inglés, pero sin subtítulos), ésta no satisface las necesidades de ese público antes cautivo.

Pero, ¿a qué se debe que ahora los fanáticos tengan que escuchar sus programas favoritos en español o inglés sin opción de subtítulos? Según Vicky Zambrano, VP y Gerente de Warner Channel en América Latina, la decisión se tomó tras realizar una serie de estudios de mercado.

“En consonancia con la tendencia de la industria y atendiendo las nuevas necesidades de la audiencia más joven y cada vez más multitasking, es que implementamos la iniciativa de darle a la gente el poder de elegir. Así, quienes quieran disfrutar de sus favoritos en español y en portugués, tendrán disponible el doblaje en su idioma. Y aquellos que por conocimiento del inglés, por costumbre o por gusto personal prefieren el audio original, cuentan con un canal secundario de audio. Seguramente esta novedad será muy bien recibida por el público latinoamericano, tal cual nos han anticipado los resultados de los focus groups”, dijo Zambrano.

En un comunicado, la cadena reforzó lo dicho por su vocera de la siguiente manera: “Este nuevo enfoque responde a las nuevas necesidades y requerimientos del público de la región, que prefiere disfrutar de sus series y películas favoritas en su idioma. Todo esto surge de varias investigaciones de mercado realizadas por el canal en mercados clave como Argentina, México y Brasil”.

Tomada del curso ‘Herramientas para usar la subtitulación en el aprendizaje de lenguas extranjeras’, aquí la presentación completa.

Una de las hipótesis más difundidas y aceptadas al respecto dice que el cambio obedece en realidad a que las televisoras pretender captar la atención de los nuevos suscriptores de televisión de paga. Recordemos que hace unos 10 años tener “cable” era un lujo reservado para las clases media y alta, pero de unos años para acá los sistemas se han hecho más asequibles para quienes antes no tenían acceso a ellos, ya sea por precio o por cobertura de la señal, sin mencionar que el cambio de sistema analógico a digital ha orillado a muchos a suscribirse.

Estos nuevos públicos emergentes se caracterizan por un bajo nivel educativo, quienes a pesar de contar con infinidad de contenidos internacionales seguían enganchados a los canales nacionales. Se determinó que esto era porque, o bien no lograban leer los subtítulos con la velocidad requerida o simplemente no querían hacerlo.

Ante este panorama y con la finalidad de aumentar el rating, el canal TNT hizo la prueba y comenzó a transmitir algunas películas dobladas al español, ¡y funcionó! Así que procedieron a hacer lo mismo con el resto del contenido. Este modelo fue copiado por otros canales con el mismo resultado y ahora los números dicen que no hay nada que hacer: seguiremos escuchando ‘Friends’, ‘The Big bang Theory’, ‘Once Upon a Time’, ‘How to Get Away with Murder’, ‘Criminal Minds’ y todo lo demás en español, por lo menos hasta que regrese la opción de verlo con subtítulos (la cual, por cierto, sólo está disponible en canales HD con un pago extra).

Desde que se dio este cambio durante la temporada de estrenos de abril de 2014, los televidentes han mostrado su inconformidad en redes sociales y en todos los medios posibles, tanto insultando a las cadenas de televisión como haciendo peticiones para que regresen los subtítulos (si quieres firmarla, sigue este link), e incluso muchos de ellos han preferido no ver las nuevas temporadas de sus series favoritas y buscarlas online, ya sea de forma ilegal o esperando a que salgan en Netflix.

El miedo es real: las repercusiones de Netflix en la televisión actual

Y aunque el tema parece superficial, ha puesto a debate puntos muy sensibles: el derecho de la audiencia a disfrutar sus productos en idioma original, las personas con discapacidad auditiva que necesitan los subtítulos en contraste con quienes padecen discapacidad visual y dependen del doblaje, el nivel de alfabetización en el país, la brecha entre monolingües y bilingües, la calidad del doblaje latinoamericano y el elitismo que inunda nuestra sociedad, que toma como referencia las preferencias de contenido y de sistema de transmisión (TV abierta vs. TV de paga vs. Contenido Online).

La solución que dejaría más conformes a todos los involucrados sería tener ambas opciones al alcance de nuestro control remoto, pero al parecer falta un rato para que esto sea posible, ya sea por dificulatedes técnicas, porque las televisoras prefieren capitalizarlo cobrando un extra a quienes añoran los subtítulos o simplemente porque los números dicen que es mejor perder algunos televidentes con tal de ganar muchos más. Mientras tanto, ¿con qué opción te quedas tú?