You are here
Home > Cine > ‘Strike a pose’: los abandonados de Madonna

‘Strike a pose’: los abandonados de Madonna

Por Hernán Morales.

¿Qué sucedió con los máximos exponentes del “voguing”? El documental Strike a pose despeja esa duda.

Foto: IndieWire
Foto: IndieWire

Si bien la Ciconne sufre porque su hijo mayor, Rocco, no quiere saber de ella, hace más de 20 años dejó en la orfandad a sus otros “hijos”, un grupo de siete bailarines a quienes protegió y comandó durante su polémica gira The Blond Ambition.

Este clan de chicos veinteañeros, quienes coprotagonizaron el rockumental  Truth or Dare reaparecen, esta vez sin la Material Girl y con la ausencia de Gabriel Trupin, quien falleció a causa del VIH en 1995. El escenario: Strike a Pose, un documental holandés que los reúne de nuevo.

Estrenado hace un par de días en el Festival de Cine de Berlín, ha obtenido críticas positivas de los medios especializados como The Hollywood Reporter, quien lo calificó de emotivo y honesto debido a la personalidad de los intérpretes, si bien es un sencillo documental.

Luis Camacho, Oliver Crumes III, Salim Gauwloos, Jose Gutierez, Kevin Stea y Carlton Wilborn (Foto: Linda Posnick)
Luis Camacho, Oliver Crumes III, Salim Gauwloos, Jose Gutierez, Kevin Stea y Carlton Wilborn (Foto: Linda Posnick)

Alejado del glamour e irreverencia de En la cama con Madonna, este filme presenta los orígenes y posterior vida de los bailarines, cuando su madre adoptiva los hizo a un lado, a excepción de Carlton Wilborn, quien regresó con ella en su menos controversial gira Girlie Show.

Dirigido por los nóveles cineastas Ester Gould y Reijer Zwaan, su interés surgió gracias al impacto que tuvo Truth en su vida temprana, además de la curiosidad por saber sobre el paradero de estos bailarines, a quienes 25 años después reunieron como la familia temporal que formaron.

No sólo enfrentaron al VIH, enfermedad que en los noventas atemorizó al mundo, también lucharon contra las adicciones a las drogas y a la vez, ésta fue una de las razones por las que la ‘Reina del Pop’ se alejó de sus críos artísticos, según narra el bailarín Luis Camacho.

La cinta, que por ahora estará en festivales y muestras, también propone mostrar a estos pioneros de la homosexualidad en los medios de comunicación, ya que en palabras de Zwaan, gracias a ellos muchos jóvenes se aceptaron sin miedo. Y sobre la falta de Madge en el documental, los realizadores argumentan que esta vez la estrella no es ella, sino sus otrora hijos.

Keep it together: sus orígenes

Un poco antes de sus actuaciones en estadios y arenas, los jóvenes aparecieron en el video Vogue, lanzado a principios de los noventas y dirigido por el cineasta David Fincher. Tras el rotundo éxito de la canción en las pistas de baile y en MTV, acompañaron a Madonna en su tercera gira.

Dicha serie de conciertos, que promovía el álbum Like a Prayer, se caracterizó por las coreografías sexualmente explícitas, el vestuario diseñado por Jean Paul Gaultier, la excomunión y prohibición por parte de Juan Pablo II y de las autoridades canadienses.

Algunos de los bailarines aparecen de nuevo en Justify my love, de los pocos videos censurados por el canal musical del astronauta. Después, su simpatía y humor robaron cámara en el documental que en 2016 cumple 25 años. Y esto sirve de pretexto para reencontrarse con dichos artistas de la danza.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Top