Los 10 mejores momentos de Lady Gaga

Por: Hernán Morales

Parece que fue ayer cuando conocimos a esta chica de 22 años, cuyo nombre era bastante raro, pero que se hizo popular en el país con el chiste de la “gringa con chorizo”: Lady Gaga

Su nombre real es Stefani Germanotta y en su corta carrera ha tenido altas y bajas, las cuales han causado que la ames o la odies. Hoy en su cumpleaños número 30, te damos 10 razones para que te caiga bien y te animes a escuchar un poco de su música o bien, ver sus exóticos videos.

1.-  Poker face y su proyección mundial

¿Cómo olvidar ese pegajoso “popopoker face”? Esta canción que habla de la bisexualidad vendió de manera digital 9,8 millones de copias, fue la más sonada en 2009 y la proyectó a nivel mundial. Desde entonces, todos sus videos dan qué hablar debido a su extravagante estilo.

Lady Gaga Poker Face

2.- VMA 2009

Las entregas a lo mejor de la música por parte de MTV suelen ser ridículas y controversiales, lo que las hace ideales para proyectar a una estrella pop. Gaga lo sabía y aprovechó esa oportunidad con una participación especial en la que mezcló Poker face con Paparazzi y que terminó con su sangriento asesinato.

3.- Pelea con Madonna en vivo

La primera aparición de Gaga en Saturday Night Live incluyó una riña con la reina del pop. En el sketch musical las dos showgirls se enfrentaban para ver quién tenía más éxitos, mejor imagen y por ser la más perra.

4.- Bad Romance

Otro inolvidable hit de Gaga, con su pegajoso coro: Rah rah ah-ah-ah! Ro mah ro-mah-mah! Gaga oh-la-la!

Como parte de la reedición de The Fame, se incluyeron 7 nuevas canciones, de las cuales Bad Romance fue la más exitosa, a tal grado que se colocó como el hit del 2010. Aunado a ello, el video musical dirigido por Francis Lawrence causó gran impacto debido a su concepto minimalista, su arte y sus atuendos de Alexander McQueen.

5.- El vestido de carne

Si MTV ayudó en sus carreras a Michael Jackson, Madonna o Britney, en 2010 Lady Gaga aprovecharía la ocasión para llamar la atención sobre sí con un polémico atuendo: un vestido de carne. Diseñado por el argentino Franc Martinez, pesaba más de 25 kilos y se realizó con cortes de ternera cosidas a un corpiño y a unas altas plataformas.

Gaga vestido de carne

6.- The Monster Ball Tour

Iniciada en 2009 para promocionar el relanzamiento de The Fame, esta gira llenó los estadios y arenas de 4 continentes. Según la revista Billboard, la serie de conciertos recaudó más de 200 millones de dólares, lo que la ha convertido en la más taquillera de la historia para un artista novel.

Presentada en 5 actos, Gaga cambiaba de vestidos (uno de los cuales cobraba vida), tocaba el piano y narraba algunas anécdotas de su vida. Fue grabado por HBO para su transmisión y cerró esta gira en México en el mes de mayo del 2011. Hasta hizo bailar a Paul McCartney en uno de los shows.

Lady Gaga Monster Ball

7.- Grammy 2010

Los premios Grammy tienen una rigurosa etiqueta, ya que es (o era) la noche más importante de la música. Pero Gaga rompió el protocolo con un atuendo de “reina del espacio” confeccionado por Armani. Además de lucir una brillante galaxia, esa noche ganó tres premios.

Gaga Grammy 2010

8.- Una noche con los Muppets

¿Miss Piggy celosa de Gaga porque le roba a Kermit? En 2013 el especial navideño de The Muppets invitó a Gaga para cantar los temas del álbum Artpop. Sin embargo la felicidad estuvo en peligro ya que Piggy explotó pues Kermit se enamoró de la compositora y amiga de Elton John.

9.- Menos pop y más jazz

Al parecer el poco éxito de Artpop, desvió a Gaga un terreno poco conocido para las cantantes pop: el jazz. Y lo hizo bien con Cheek to cheek, un álbum de duetos con el crooner Tony Bennet. En 2011 ya habían colaborado con The lady is a tramp, un clásico del jazz y que data de 1937.

10.- The sound of music

¿Quién pensaría que la Germanotta daría un buen homenaje a uno de los musicales más famosos del cine? Durante los Oscars del 2015, Gaga entonó un popurrí del clásico filme The Sound of Music que le ganó un aplauso de pie y  terminó con la aparición de la icónica Julie Andrews (protagonista del musical), quien elogió la actuación de la ‘Mother Monster’.

La puesta en escena del musical devolvería el favor a la cantante poco después: en 2016, el cast del The Sound Of Music en Inglaterra realizó una versión reducida de la obra musicalizada únicamente con canciones de Lady Gaga.