You are here
Home > Música > Beyoncé pone la nueva barrera de la música pop

Beyoncé pone la nueva barrera de la música pop

Beyoncé

Desde el sábado pasado que Beyoncé decidió estrenar el disco LEMONADE, los críticos de música han quedado boquiabiertos (algunos otros más escépticos) con el trabajo de una de las cantantes más reconocidas de la última década. Y es que este álbum resultó ser una gran sorpresa para los seguidores y detractores de la cantante, pues ha entrado de lleno en ritmos experimentales, convirtiendo su placa en una pieza más artística y un poco menos pop.

Plagado de sampleos y colaboraciones completamente inesperadas, LEMONADE nos lleva por un viaje de minimal R&B, dancehall, trap-pop, jazz, country y hasta rock-blues, al que se unieron músicos tan ajenos al mundo del pop como Jack White, James Blake, Ezra Koenig e indirectamente los Yeah Yeah Yeahs y Animal Collective.

Este trabajo no solo cayó al mismo tiempo que se estrenó el documental en HBO, sino que se está hablando de una nueva corriente artística, en donde lo auditivo y lo visual van completamente de la mano. No es la primera vez que Beyoncé lanza un álbum visual, pero en esta ocasión elevó el estándar para sus propios productos.

Se menciona también un movimiento de alternativización del pop y el más claro ejemplo es el reciente disco lanzado por Rihanna, una de las contemporáneas de Beyoncé y que siempre ha estado presente cuando se habla de las ‘divas’ pop que más se arriesgan. ANTI fue una grata sorpresa para los seguidores de Rihanna, pues mostraba un lado que no habíamos visto de ella, sin embargo, los especialistas aseguran que LEMONADE es esta versión de ANTI llevada al siguiente nivel.

EL ASPECTO PERSONAL EN LEMONADE

Una de las cosas que tal vez hace una diferencia en la música pop es el nivel de involucramiento personal de los artistas con sus productos y en esta ocasión Beyoncé decidió exponer su vida, sus problemas y los aspectos más íntimos de su matrimonio en las letras de sus canciones.

Mucho se habló de una crisis matrimonial entre Beyoncé y Jay Z, lo que quedó de manifiesto en varios de los temas de este álbum. Don’t Hurt Yourself y Sorry son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrar. El material visual, por ejemplo, también da cuenta de las infidelidades que la cantante sufrió por parte de su esposo.

Sin embargo, y pese a la cantidad de rumores que surgieron en internet, no hay divorcio a la vista. El perdón y el amor triunfaron en esta relación, no solo por la tendencia a los finales felices, sino también debido a una estrategia mercadológica que a ambos les viene bien. El disco fue lanzado en Tidal, la compañía de música por streaming de la que Jay Z es propietario, como señal de la fortaleza de este matrimonio y de su deseo por seguir en la cima de la industria musical.

EL FUTURO DE LA INDUSTRIA POP

Queda muy claro que la música pop y sus cantantes femeninas han tenido una consistente tendencia al cambio y la vanguardia, y aunque muchas de ellas son una reproducción de los estándares actuales, otras tantas han querido experimentar y ofrecer productos que reflejan su estado de transición entre la superficialidad y el arte.

Por ahora, la cantante de la que se espera que siga esta línea es Christina Aguilera, quien intentó en 2010 un acercamiento a la música independiente, atrayendo a su álbum Bionic a artistas como Sia, M.I.A., Peaches, Ladytron y Goldfrapp, pero sin el resultado esperado, pues la placa terminó con un sonido pop bastante convencional.

Con el lanzamiento de LEMONADE, al igual que su predecesor BEYONCÉ, las artistas que deseen dejar una huella en la industria musical tendrán un duro trabajo por delante.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Top