You are here
Home > Televisión > Hasta que te conocí: vida y dramas de Juan Gabriel

Hasta que te conocí: vida y dramas de Juan Gabriel

Por Hernán Morales.

Juan Gabriel. Dos nombres que, dentro de nuestra cultura, relacionamos con fiesta, diversión y drama. Este último adjetivo cobra vida gracias a la miniserie biográfica del Divo de Júarez: Hasta que te conocí, la cual se estrenó este fin de semana por Azteca 13, y que constituye un producto televisivo que atrapa y conmueve gracias a la calidad de su guion y su producción.

Si bien ya conocemos la vida de Alberto Aguilera (nombre real del cantante) gracias a la prensa, los chismes, las redes sociales e incluso dos películas realizadas en los 70, en esta ocasión se retrata su infancia, periodo que define el conflicto principal de la historia: la necesidad de una figura materna. Asimismo, se muestra su llegada al éxito y los vaivenes que trae consigo la fama.

Como buena historia mexicana, el sufrimiento telenovelesco está presente en la vida del compositor del Noa Noa: desde su solitaria estancia en la Ciudad de México, hasta su encarcelamiento por un robo que no cometió.

No obstante, a pesar de la desesperanza, es justo su llegada la capital lo que sentó las bases de su carrera musical al permitirle iniciar como asistente, corista y compositor para estrellas como Angélica María, Enrique Guzmán y José Alfredo Jiménez.

Dentro de Hasta que te conocí, La juventud y adultez del artista michoacano son encarnadas por dos actores: el mexicanoamericano Carlos Yorvick, y el colombiano Julián Román.

La interpretación de este último merece un reconocimiento especial ya que su acento natural se diluye en el lenguaje pausado y afeminado de Juanga. De igual forma, Román logra asimilar la expresión corporal de un Alberto Aguilera en ciernes, cuyo primer éxito sería No tengo dinero, lanzado en 1971.

Julián Román como Juan Gabriel

La serie se desarrolla a lo largo de casi siete décadas muy bien adaptadas, que abarcan desde la adolescencia de Victoria Valadés, madre del compositor, en la década de 1920, hasta 1988 cuando Aguilera logra triunfar en el Palacio de Bellas Artes.

El conjunto de actores principales, quienes interpretan personas importantes en la vida de Juan Gabriel es otro gran acierto de la producción: Dolores Heredia (como Victoria Aguilera Valadez), Ernesto Gómez Cruz (como Juan Contreras, mentor del cantante), Verónica Merchant (como Esperanza McCulley) y Alejandro Calva (como el director musical Enrique Okamura), entre otros cuya formación actoral se forjó en el teatro.

Sin embargo, como todo gran proyecto, Hasta que te conocí tiene diversas fallas: algunos actores de reparto no tienen semejanza con su personaje (como Isabel Burr en el papel de Verónica Castro, por ejemplo), además, en ocasiones el diseño de imagen se descuida: hay peinados o pelucas no correspondientes a la época, y el acento chihuahuense del protagonista a veces suena forzado.

Un aspecto discutido en la vida artística de Juan Gabriel es su sexualidad. Su respuesta siempre ha sido “lo que se ve, no se juzga”. Así, aunque no se muestra de explícitamente, la serie apunta sutilmente a la homosexualidad del cantante, así como a sus relaciones con Daniel o sus amistades con Nereo y Jesús.

Hasta que te conocí constituye un logro para la televisión mexicana, la cual no goza de buena salud en estos momentos: la serie se aleja del contenido de las telenovelas, cuya acción se centra en el amor conyugal, para enfocarse en dos temas principales: la fama y el amor maternal, que al parecer inspiró la canción que da título a la serie.

La serie, que consta de 13 capítulos, fue inicialmente transmitida por TNT, y ahora se encuentra al aire por Azteca 13, los domingos a las 9 pm.

La producción corre a cargo de SOMOS, quienes van de la mano de Disney, para narrar la vida de uno de los músicos más importantes del país y que muchas veces su música nos ha acompañado en buenos y malos momentos: fiesta, borracheras, rompimientos amorosos, día de las madres e incluso funerales.

Si bien Hasta que te conocí no se puede comprar con series de éxito y calidad internacional como Game of Thrones o las realizadas por Netflix, sí conforma una excelente opción dentro del mercado nacional.

Y si aún tiene amor por su madre, quizás le sacará unas cuantas lágrimas, especialmente en el episodio final.

Hasta que te conocí serie

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Top