You are here
Home > Cine > Bruce Lee, un dragón en el cine

Bruce Lee, un dragón en el cine

Por Hernán Morales.

Bruce Lee

Su habilidad en las artes marciales, carisma y belleza hicieron de Bruce Lee la primer súper estrella de origen chino a nivel mundial. Su corta pero exitosa carrera en el cine y televisión terminó a los 32 años, por causas aún discutidas.

Lee Jun Fan, nombre verdadero del deportista, nació en San Francisco, California, en 1940. Sin embargo su familia decidió regresar a la ciudad de Hong Kong, que en aquél entonces era un territorio bajo el control de Inglaterra.

Convivir entre dos culturas (china y británica) le fue útil para el aprendizaje del idioma inglés y para su desarrollo en las artes marciales, la actuación (desde niño incursionó en el cine chino) y en la danza, ya que se preparó como bailarín de cha cha cha.

A los 18 años regresó a Estados Unidos, con el fin de adquirir la nacionalidad y estudiar, objetivos que logró poco tiempo después. Obtuvo grados en filosofía y drama; al mismo tiempo continuaría su desarrollo en artes marciales al ser profesor para jóvenes americanos. Dicha acción no agradaba a los chinos más nacionalistas y celosos de su cultura.

El pequeño dragón, traducción de su nombre artístico en mandarín, llega al mundo del espectáculo gracias a su padre, Lee Hoi-Chuen. Este actor de la milenaria ópera china influyó en su hijo, quien actuó en más de 20 películas durante su adolescencia.

Bruce Lee

Sus contactos en Estados Unidos lo acercaron con diversos productores de cine y televisión. Después de fallidos castings y falsas promesas, su primera oportunidad llegó con la ahora serie de culto, The Green Hornet (1966). Lee también apareció como Kato, el personaje de la serie ya mencionada, dentro del clásico televisivo Batman.

Los filmes que le dieron fama internacional fueron aquellos en los que explotaba su habilidad deportiva: taichí, wing chung (sistema de defensa personal), boxeo, kung-fu y el estilo del templo Shaolín.

Entre sus películas más destacadas (y que muchos recordamos por sus secuencias y vestuarios, que forman parte de la cultura pop) se encuentran:

Fist of fury (1972): dentro de un contexto de conflicto entre chinos y japoneses en los años 30’s, Chen (el personaje de Bruce) venga la muerte de su maestro.

Enter the dragon (1973): catalogada como un bien artístico y cultural por los Estados Unidos, la cinta es considera la mejor en el rubro de las artes marciales de todos los tiempos. ¿Cómo olvidar la icónica secuencia del combate entre espejos?

Bruce LeeGame of death (1978): la película fue estrenada cinco años después de la muerte de Bruce Lee. Su personaje lucha contra la mafia coreana, ya que el grupo delictivo lo desea en sus filas. El atuendo amarillo que viste Lee junto con las secuencias de acción pasaron a la historia. En 2003, Quentin Tarantino hace un homenaje a esta cinta en otro clásico, Kill Bill.

The way of dragon (1972): dos estrellas del deporte en un mismo espacio. Bruce versus Chuck Norris, el joven campeón mundial de karate.

The big boss (1971): aunque no fue su primera película como tal, lo es dentro de la mezcla entre drama y artes marciales. Se cuenta la historia de un joven que buscar vengar la muerte de sus seres queridos, a manos de una mafia de narcotraficantes establecida en Bangkok.

Top