You are here
Home > Televisión > Stranger Things nos hace revivir la emoción de los 80

Stranger Things nos hace revivir la emoción de los 80

Por Hernán Morales.

Stranger Things es el estreno de Netflix para el mes de julio, y podemos decir que desde hace meses no había una serie tan emocionante, excitante e intrigante como esta; al mismo tiempo, la serie es una estupenda lección de cultura pop ochentera gracias a su música, referencias fílmicas y diseño de arte.

¿De qué trata? Sin spoilers

En Stranger Things, la acción transcurre en un pequeño poblado de Indiana, durante la década de los 80, y todo arranca el 6 de noviembre de 1983, cuando el pequeño Will Byers, de 12 años, desaparece misteriosamente, tras pasar la tarde jugando con sus amigos.

Jonathan (Charlie Heaton), el hermano del pequeño, y Joyce (Winona Ryder), su madre, inician la búsqueda, acompañados de tres amigos de Will, quienes, durante una ronda nocturna, encuentran a Eleven (Millie Bobby Brown), una enigmática niña con habilidades especiales.

Una segunda desaparición inesperada llevará al grupo a intensificar sus pesquisas, y ayudados por las habilidades de Eleven, tendrán que intentar hallar a los desaparecidos al mismo tiempo que enfrentan extraños acontecimientos y misteriosos enemigos.

Winona Ryder Strange Things

Los ochenta no se han ido

Aunque el peso de la historia recae de manera principal sobre los niños, excelentes actores muy bien dirigidos, el personaje de Winona Ryder cuenta con un gran dramatismo, cuya desesperación es capaz de traspasar la pantalla y tocar al espectador.

Asimismo, es grato ver a Ryder, otrora reina adolescente del cine de los 90 y quien nos dio fantásticos personajes en películas como Beatlejuice y Edward Scissorhands, de regreso en un proyecto de la magnitud de Stranger Things.

Y hablando de la nostalgia encarnada en Ryder, los creadores de la serie, los hermanos Duffer, comprendieron que lo retro siempre atraerá espectadores y por ende, dinero. Así que no escatimaron en homenajear (o ¿calcar?) diversas cintas de ciencia ficción de la década de los 80, muchas de las cuales son reconocidas como icónicas en la historia del cine.

Así, podemos encontrar que la serie contiene, por ejemplo, referencias a E.T. en la forma en que es tratada la pequeña Eleven, quien es escondida y luego disfrazada como una niña de cabellos rubios; asimismo, será a causa de ella que los protagonistas empiecen a ser buscados por agentes de un laboratorio.

Stranger Things cuenta, además, con referencias a otras cintas de la época, que van desde Close encounters of the third kind, The Goonies, The Thing, Back to the future e incluso Weird Science. Todo esto convierte la serie en un producto obligado para los amantes del cine de los 80.

Además, como en todo buen producto ochentero protagonizado por niños, en Stranger Things la amistad es un tema importante, a tal grado que los protagonistas se ven esfuerzan por jamás romper los rústicos pactos que los unen, y por hacer todo lo posible por el amigo en peligro.

La música es otro gran acierto de la serie: se trata de una colección de synthpop, que remite a bandas como New Order o Kraftwerk, mezclada con canciones populares de la época como Jessie’s Girl, de Rick Spingfield, o Heroes, del legendario David Bowie.

Ahora bien, como los super héores son la sensación de nuestra década, las referencias a ellos, sobre todo a los X-Men no podían faltar dentro de la serie.

Así pues, no hay pretexto para perderse Stranger Things, una serie que los mantendrá con los puños cerrados de la intriga y la emoción que hay en cada capítulo, al grado de querer gritar “¡Nancy, sal de allí!”, como si ella nos fuera a escuchar.

Strange Things Netflix

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Top