Llegó el día en el que Justin Bieber se puso un bigote falso

Justin Bieber

Justin Bieber tuvo antojo de un café en Ámsterdam y la única forma que se le ocurrió para no ser reconocido por los paparazzi y los fans fue usar un disfraz muy peculiar: un bigote falso, barba y peluca desaliñada.

El cantante de 22 años salió a las calles con este disfraz, que complementó con una camisa roja a cuadros y pantalones chinos, así como unos lentes oscuros bastante grandes.

El sitio E! Online publicó que Bieber incluso se acercó a unas chicas para preguntarles si su apariencia “se veía real”.

Desde luego, su truco no pasó desapercibido y fue reconocido por los fotógrafos. “Te ves genial, Justin”, le gritó un camarógrafo, pero el cantante no le respondió.