Home / Música / Shakira y ‘Chantaje’, otro tema para que nos duela la cadera

Shakira y ‘Chantaje’, otro tema para que nos duela la cadera

Lo primero que me pasó por la cabeza al escuchar Chantaje, el nuevo sencillo de Shakira, fue el recuerdo de una versión diez años más joven de mí mismo oyendo La Tortura.

El reggaetón, en la corriente que conocemos actualmente, había explotado con la presencia de Daddy Yankee un año antes de que Shakira lanzara el álbum Fijación Oral Vol. 1, y el estridente sonido puertorriqueño prácticamente se apoderó de toda la escena latinoamericana, dejando el ritmo electrónico del pop de los 90 cada vez más lejos y desvaneciéndose ante un puñado de grupos de baladistas.

Shakira, con toda la libertad que le permitió su nueva posición de abanderada de la música latina en el mundo, incluyó este beat pesado en el primer sencillo del disco que la regresaba a la música en español, compartiendo además una versión completa en reggaetón. Con toda la carga social y cultural que traía a cuestas este ritmo, Shakira fungía como puente entre dos géneros que, once años más tarde, sería una mezcla predominante en la música alrededor del mundo.

ShakiraDesde luego, esa no sería la única vez que Shakira utilizaría esa fórmula tan efectiva. El reggaetón le permitió no solo atraer públicos diferentes, sino mostrar una faceta mucho más atrevida, consolidando al mismo tiempo su figura de ícono latino y ayudando a la aceptación del género por parte de la crítica.

En Chantaje, Shakira vuelve a realizar una mezcla de sonidos que, aunque no parezca, ha sido la constante en la variada gama de géneros que componen cada uno de sus álbumes. Se puede percibir el reggaetón característico de Maluma, pero también la influencia del latin house de Diplo y el toque de  Luis Fernando Ochoa, uno de los productores más cercanos a la cantante.

La letra juega un papel menos importante, contrario al caso de La Tortura, pero muestra una vez más que Shakira se puede divertir con su música y presentar tracks completamente digeribles, diseñados para los clubes y para asegurar su permanencia en la música. Ocurrió con Hip’s don’t lie, Loca, Rabiosa o Dare: la simplicidad de la lírica no afectó el desempeño del tema en conjunto y a la fecha son varias de sus canciones más populares.

Sobra decir que esta canción podría asegurar ampliamente el éxito de su nuevo álbum, así como ocurrió con SHAKIRA. tras el lanzamiento de Can’t remember to forget you, además de constatar que la colombiana se encuentra más relajada y cómoda con su música, luego de exponer en el disco pasado los problemas que aún tenía en los juzgados con Antonio de la Rúa.

Como uno de los fervientes seguidores de Shakira, ya puedo sentir cómo se desvanece el nervio ante la posibilidad de decepción que surge con cada anuncio de nuevo material y comienza a elevarse la necesidad de bailar por otros tres años más.

Don't be shellfish...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someone
Scroll To Top