Madonna: 60 años del ícono más grande de la cultura pop

“Respeto que vaya más allá de lo que alguien debería y creo que eso es algo interesante sobre ella, que está dispuesta a hacer lo que sea que quiera” – Cher, 1991.

Cuando se habla de Madonna se habla de la historia de la cultura pop, pero también de su futuro. Hoy, con 60 años de edad, la cantante está preparando su 14º disco de estudio con sonidos que prometen sorprender a la industria, como lo ha hecho por más de tres décadas.

Sin ningún tapujo, la estrella ha celebrado su edad a través de sus redes sociales, porque por banal que parezca, Madonna ha señalado que uno de los principales ataques que ha recibido en los últimos años ha sido precisamente por su renuencia a envejecer como le dicta la sociedad.

https://www.instagram.com/p/Bmg4uZXAIqz

Efectivamente, la industria del entretenimiento castiga a las mujeres por envejecer. Cuando Madonna no es noticia por los distintos proyectos que presenta, acapara los titulares por su apariencia sin maquillaje, por los supuestos arreglos estéticos a los que se ha sometido o por sus relaciones con hombres menores. Siempre señalando el número de años que tiene.

Cuando se le pide a Madonna que “envejezca con gracia”, se le pide en realidad que se una a un discurso misógino que le quita a la mujer su derecho a expresar su sexualidad, deseo y creatividad a cierta edad, para moderar su comportamiento e irse desvaneciendo lentamente. Siempre se ha negado y lo ha hecho a través de su provocativo arte.

El atrevimiento con el que ha modificado la cultura pop le ha costado mucho, pero también le ha asegurado un lugar en la posteridad musical. “Creo que lo más polémico que he hecho es quedarme”, decía la estrella en su discurso para recoger el premio a la mujer del año de la revista Billboard en 2016.

Si bien se puede hablar de poquísimas mujeres que han permanecido en la industria por años hasta la actualidad, Madonna es probablemente la única que sigue generando expectativa. Su más reciente álbum fue lanzado hace tres años y el que sigue está tomando forma con algunos de los productores más importantes.

A pesar de su larguísima trayectoria, Madonna nunca ha mirado atrás. Nunca se ha repetido ni vivido de viejas glorias. Sus polémicas nunca han sido casualidad ni accidente, porque su transgresión ha pavimentado el camino para otras mujeres que la siguen viendo como un modelo a seguir. Ariana Grande, por ejemplo.

El valor de la cantante definitivamente no recae en su edad, pero celebramos su constante renovación, creatividad y libertad, que seguirá inspirando, probablemente, generación tras generación.

Learning …………..lol. #art #equals #freedom 🎨

A post shared by Madonna (@madonna) on