Beyoncé es acusada de brujería por su exbaterista

La baterista Kimberly Thompson, que asegura haber trabajado con Beyoncé por siete años, trató de conseguir una orden de restricción en contra de la cantante, acusándola de practicar brujería y otras conductas inapropiadas.

El sitio The Blast tuvo acceso a los documentos de la corte en donde Thompson señaló que la estrella comenzó una campaña de acoso en su contra, a través de “magia negra” y “conjuros de abuso sexual”.

En la denuncia también se puede leer que la cantante habría asesinado al gato de Kimberly para poder llevar a cabo sus rituales.

La mujer acusó a la cantante de intervenir sus teléfonos y de controlar a sus parejas sentimentales, aunque no se reveló con qué motivo la cantante estaría haciendo todo esto.

Se dio a conocer que el juez rechazó la petición de una orden de restricción en contra de Beyoncé por la falta de bases de la acusación.

Thompson trabajó con la artista como parte de su banda femenina de músicos y ha lanzado varios sencillos con su propio sello discográfico.